logotipo de OALA
Justicia y Paz: Boletín de la Comisión Internacional de Justicia y Paz

Los Agustinos a la ONU

Comisión Internacional de Justicia y Paz

50 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Capítulo I Introducción del Documento

Capítulo IIEl Programa: Cultura de la Paz de UNESCO

Conclusión

Elementos para un Borrador de una declaración de la ONU sobre Una Cultura de Paz

Elementos para un Borrador del Program de Acción en una Cultura de Paz

Acciones para Promover una Cultura de Paz

Comentarios o Preguntas

Harán arados de sus espadas

Harán arados de sus espadas
y sacarán hoces de sus lanzas
Una nación no levantará la espada contra otra,
y no se adiestrarán para la guerra. Pueblo mío ven: caminemos a la Luz de Yavé

Hacia una Cultura Global de Paz


Elementos para un Borrador Provisional de la Declaración de las Naciones Unidas sobre Una Cultura de Paz(CPP)


Preámbulo

38. El preámbulo podría comenzar recordando provisiones relevantes de la Carta de las naciones Unidas y de la Constitución de la UNESCO, tales como "Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas, decididos a salvar a las futuras generaciones de la scourge de la guerra..., reafirmar la fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y valor de la persona humana, en la igualdad de derechos del hombre y la mujer y de las naciones grandes y pequeñas,... promover el progreso social y mejores estándares de vida en mayor libertad,... practicar la tolerancia y vivir juntos en paz unos con otros como buenos vecinos"..., y de la Constitución de la UNESCO "...porque la guerra comienza en las mentes de los hombres, es en las mentes de los hombres que las defensas de la paz deben ser construidas,... una paz basada exclusivamente en los arreglos políticos y económicos de los gobiernos no sería una paz que asegure el apoyo sincero, duradero y unánime de los pueblos del mundo y [...] paz debe, por lo tanto, sede estar basada, si no se quiere que falle, en la solidaridad moral e intelectual de la humanidad..."

39. También se puede referir a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, inter alia, "Todos tienen derecho a la vida, libertad y seguridad como persona",... "Todos tienen el derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye libertad para sostener opiniones sin interferencia y para buscar, recibir e impartir información e ideas a través de cualquier media y sin importar fronteras". "Todos tienen derecho a la educación... La educación deberá ser dirigida al pleno desarrollo de la personalidad humana y al reforzamiento del respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales. Deberá promover comprensión, tolerancia y amistad entre las naciones, grupos religiosos o raciales, y deberá hacer avanzar las actividades de las Naciones Unidas para el sostenimiento de la paz".

40. Luego se puede hacer una referencia a otros instrumentos relevantes de la ONU. Algunos otros párrafos del preámbulo podrían referirse a las siguientes consideraciones.

41. De acuerdo a la Declaración sobre la Violencia de Sevilla, la amplia diseminación de lo que fue decidido por la Conferencia General de la UNESCO en su duodécima quinta sesión (1989), es científicamente incorrecto decir que la guerra está programada genéticamente en nuestra naturaleza humana y "la misma especie que inventó la guerra es capaz de inventar la paz."

42. Con el fin de la guerra fría, se han abierto nuevas perspectivas a la paz y seguridad internacional, cooperación y entendimiento entre las naciones y los pueblos, y para mejorar el respeto por los derechos humanos y principios democráticos en relaciones internacionales y dentro de las naciones.

43. La paz y seguridad civil están amenazadas por el compacto combinado de las varias formas de violencia y conflicto entre grupos étnicos, religiosos, lingüísticos y otros, el aumento de la xenofobia y nacionalismo agresivo, de fanatismo y fundamentalismo de diferentes formas, de terrorismo y crimen organizado, la exclusión y discriminación dirigida contra grupos vulnerables dentro de la sociedad, procediendo de una cultura de violencia y guerra.

44. En un creciente mundo interdependiente, las amenazas a la paz civil y la seguridad a cualquier nivel tienen consecuencias serias en otros niveles, y por lo tanto, la paz debe ser buscada con tanto compromiso y esfuerzo en u nivel intra-nacional como a un nivel internacional.

45. La paz debe ser vista no como la ausencia de diferencias y conflictos, sino como un proceso de participación dinámica y positiva ligado intrínsecamente a la democracia, justicia y desarrollo para todos los que sus diferencias sean respetadas, se promueve el diálogo y los conflictos son constantemente transformados, por medios no violentos, en nuevas avenidas de entendimiento y cooperación.

46. La tarea de abolir la guerra, que debe permanecer en el centro de nuestras prioridades porque es más que nunca un scourge, requiere transformar no sólo sus estructuras y manifestaciones institucionales, sino también sus profundas raíces culturales, la cultura de la violencia y guerra, en una cultura de paz.

47. Se puede hacer referencia a la resolución 28C/0.12 de la Conferencia General de la UNESCO que es imperativo "comenzar la transición de una cultura de guerra a una cultura de paz."

Sentido y significado de una cultura de paz

48. Los siguientes elementos podrían ser incorporados en esta sección de la declaración.

49. Basados en el más amplio y positivo significado de paz, una cultura de paz es el grupo de valores, actitudes, tradiciones, formas de comportamiento y modos de vida que reflejan e inspiren:-respeto por la vida, por los seres humanos y sus derechos;
-el rechazo de la violencia en todas sus formas;
-reconocimiento de la igualdad de derechos y oportunidades de las mujeres y los hombres;
-reconocimiento del derecho de cada uno a la libertad de expresión, opinión e información;
-apego a los principios de la democracia, libertad, justicia, tolerancia, solidaridad, pluralismo, aceptación de las diferencias y comprensión entre las naciones, entre grupos étnicos, religiosos, culturales y otros, y entre individuos;
-comprometerse con una sociedad que proteja los derechos de quienes son débiles a través de acciones sostenidas y de largo plazo para un desarrollo de apoyo mutuo y centrado en el ser humano.

50. Una cultura de paz no es tan sólo un objetivo, un gol final para ser conseguido. Es también un proceso comprensivo de transformación institucional y acción de largo plazo para construir las defensas de la paz en las mentes de los hombres y mujeres. La cultura de la paz es la transición de la lógica de la fuerza y temor a la fuerza de la razón y amor. Constituye el marco para la implementación global del derecho humano a la paz.

51. Una cultura de paz es un proceso que crece de las creencias y acciones de la gente misma y se desarrolla en cada país dentro de sus contextos históricos, socioculturales y económicos específicos. Una clave para una cultura de paz es la transformación de la competencia violenta a una cooperación basada en un compartir de goles y valores. Es especial, requiere que las partes en conflicto trabajen juntas para alcanzar objetivos de interés común a todos los niveles, incluyendo el proceso de desarrollo.

52. La transformación de una cultura de guerra y violencia a una cultura de paz y no-violencia está ya en camino. La creación del sistema de las Naciones Unidas basado en valores y goles compartidos universalmente ha sido per se un gran acto de una cultura de paz. Los instrumentos internacionales adoptados bajo sus auspicios y las declaraciones y planes de acción de sus recientes conferencias mundiales reflejan el desarrollo y profundización de normas, valores y objetivos comúnmente compartidos de lo que debe ser considerado como el corazón del concepto de cultura de paz.

53. Estas normas, valores y objetivos constituyen la base de una ética global y muestra que fundamentalmente, muchos de los más importantes valores son comunes a todas las grandes tradiciones morales y que no hay una significativa brecha entre los valores de los distintos grupos de países, entre el Norte y Sur, el Este y el Oeste. En verdad, la construcción de una cultura de paz es una tarea que requiere que cada Estado participe con un espíritu de igualdad y unidad.

54. En un mundo de cambios rápidos y profundos que se caracteriza por la creciente importancia de los temas éticos, una cultura de paz le da a la generación joven una conjunto de valores que les puede ayudar a moldear su destino y participar activamente en la construcción de una sociedad más justa, humana y libre, y un mundo mejor y pacífico.

Campos y actores principales para promover una cultura de paz

55. Los siguientes párrafos podrían estar entre las provisiones que constituirían la sección concluyente de la declaración.

56. La tarea de construir una cultura de paz requiere acción educativa, cultural, social y cívica en la que cada persona tiene algo que aprender y algo que dar. Se dirige a todas las edades y grupos, es una estrategia global de mentes abiertas con un propósito específico, lograr una cultura de paz inseparable de una cultura per se y de enraizarse en los corazones y mentes de las personas.

57. El Estado, al tener la responsabilidad principal de asegurar el respeto y protección de los derechos humanos y libertades fundamentales, tiene un rol muy importante en establecer y consolidar, en cooperación con todos los socios de la sociedad civil, las condiciones y pre-requisitos para el desarrollo de una cultura de paz.

58. La educación, en el más amplio sentido del término, es el agente principal en los esfuerzos para construir una cultura de paz. Todo los aspectos de la educación debes ser movilizados -su contenido, métodos, organización, relación entre los administradores, educadores y estudiantes, entre instituciones educativas y familias, la comunidad, el mundo del trabajo.

59. La sociedad civil, incluyendo a los que tienen que ver con su vida política, económica, social y cultural, necesita estar completamente comprometidos en promover armonía y principios democráticos entre la sociedad, los individuos y el medio ambiente como base para una cultura de paz.

60. Los medios e comunicación tienen que jugar una parte esencial ya que, además de su poderoso rol educativo, juegan un papel decisivo en asegurar el ejercicio de la libertad de opinión, expresión e información que es un factor vital en el reforzamiento de la paz y comprensión internacional y en la promoción de una cultura de paz.

61. Al promover una cultura de paz, la participación de aquellos cuya actividad tiene un impacto directo y motivador en las mentes es de primordial importancia. Estos son, en particular, líderes políticos, miembros del gobierno y parlamento y de otros cuerpos elegidos; educadores a todo nivel de los sistemas educativos y los que no están comprendidos en la educación informal de niños y adultos; periodistas; miembros de la comunidad intelectual como un todo; líderes religiosos; los que tienen funciones directivas a diferentes niveles; organizaciones no gubernamentales, especialmente de mujeres y jóvenes. La unión entre ellos debe ser promovida ya que ellas aumentan considerablemente la eficiencia de su acción.

62. El desarrollo de cooperación internacional basada en los principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas y en la constitución de las agencias especializadas Naciones Unidas, y extenderlas a nuevas categorías y nuevos campos, son importantes medios de promover valores y normas que reflejen y adopten una cultura de paz.

63. El dar mayor poder a las Naciones Unidas en su sistema de prevención de conflictos y en su capacidad de aconsejar en materias de prevención y resolución de conflictos, lo mismo que promover los valores de una cultura de paz, son necesarias para que el sistema enfrente los retos del mundo rápidamente cambiante y deberían constituir una gran dimensión en su reforma.